Por qué la Navidad no es una festividad «Lean» o esbelta

23 diciembre 2016 | Category: Good Looks, Great Sound, Things happens, The incomparable Fellert humor, How does it really work

«Ahora está pensando en toda la comida grasa con la que uno se atiborra durante el fin de semana de Navidad y cómo se puede mantener el peso a raya». Para nada, contesto yo. Más bien, los pensamientos vuelan a lo que frustró a la industria de producción moderna los últimos años, sobre todo desde que Toyota tiró de la famosa cuerda.

Resulta sencillo dejarse inspirar. Seguro que esto se puede utilizar en otros lugares que no sea el contexto de la producción, pienso yo. ¿Y por qué no adaptar las celebraciones navideñas y hacer que sean «Lean»?

Empecemos por la problemática del almacenamiento. A nosotros, las personas «Lean», no nos gusta el almacenamiento y, además, queremos tener un buen volumen de ventas de los artículos. Esto simplemente no funciona con las decoraciones navideñas, que se sacan una vez al año y se utilizan durante unos días y después se quedan 11 meses en la estantería hasta que les vuelve a llegar el turno. En el verdadero espíritu «Lean », me dirigí a los vecinos para intentar concebir una solución en la que compartiésemos un conjunto en el barrio. Así, además hacemos una apuesta por el medio ambiente y la sostenibilidad. Curiosamente, todo el mundo quería celebrar la Navidad a la vez y nadie estaba dispuesto a hacer concesiones. De repente, me doy cuenta de que mis vecinos probablemente tienen un papel importante en nuestro problema mundial del cambio climático.

A nosotros, los defensores de lo «Lean», nos gusta la retirada de flujo, así que cuando la familia empezó a hablar del árbol de Navidad ya a principios de diciembre, hice por supuesto un estudio minucioso de la necesidad real. Resultó que, de hecho, no habían pensado decorar el árbol antes del día antes de Nochebuena. Así, estaría de esta guisa, sin actividad alguna, durante varias semanas a la espera de hacer su presentación el día 23. «Totalmente inaceptable», dije yo y esperé a la mañana del día 23 para materializar la compra del árbol. Imagínese mi sorpresa cuando no encontré ni un vendedor de árboles de Navidad, ni siquiera un árbol, para comprar en toda la parte occidental de Suecia. Por lo visto, todo el mundo ya se había hecho con su árbol de Navidad mucho tiempo antes de Nochebuena. Qué desperdicio de recursos. Uno se siente incluso mal de solo pensarlo.

Los regalos de Navidad son, claro está, otro conocido problema. En todo el planeta, la gente se lanza a la carrera y se deja la piel para comprar un montón de cosas que luego dan a otras personas que no las quieren, con el resultado de que se acumulan y cogen polvo (problemática de almacenamiento) o de que se vuelven a llevar a la tienda (devoluciones). Aquí no queda otra salida que racionalizar todo el proceso. En mi opinión, va más allá del ahorro.

Sin embargo, la buena noticia es que la elaboración de las galletas de jengibre y los bollos de azafrán de hecho se puede desarrollar bastante lejos. Ciertamente, requiere una redecoración más sencilla de la cocina, para que uno se pueda ahorrar las distancias largas entre las distintas fases, además de quitar del medio todas las herramientas irrelevantes que yacen esparcidas por todos los sitios. Afortunadamente, IKEA está abierto casi siempre y se llega lejos con sierra, martillo y clavos. Es cierto que moverse con la misma libertad que antes en la cocina resulta un poco difícil, pero ¿a quién le apetece ver un montón de gente pululando por ahí sin ton ni son?

A pesar de mis constantes esfuerzos por mejorar la celebración de la Navidad, desde hace ya un tiempo he notado una creciente oposición procedente de amigos y familiares, algo que me cuesta entender. ¿No ven que todo es mejor?

Por ese motivo, sentía una cierta inquietud cuando tuve que contarle a la familia que tengo que trabajar gran parte del fin de semana de Navidad. Se van a sentir decepcionados, pensé yo, pero uno nunca deja de sorprenderse. Ni se enfadaron ni se sintieron decepcionados. ¿¡Más bien casi se sentían aliviados!?

Feliz Navidad y un feliz Año Nuevo 2017,

michael_signaturepic_jul_276x304

 

 

 

 

 

 

 

 

The Bald guy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.